Grupo 4


Para quién trabaja el periodista
noviembre 25, 2008, 10:21 pm
Filed under: Prácticas | Etiquetas: , , , ,

titulo-de-periodista-independiente

Lealtad, ética, formalidad, fidelidad, verdad… ¿Qué se le pide a un periodista cuando escribe para el público? Todo esto, y algo más. Por ejemplo, que sea algo más que un simple escritor de noticias. Pero, ¿hasta qué punto está el redactor condicionado por el director o el gerente de su medio de comunicación a la hora de publicar las informaciones?

 

Por tanto, en esta ocasión no se habla de la objetividad o del enfoque de las noticias respecto a la ideología empresarial, sino de qué prima más: ser fiel al público y ofrecer noticias fidedignas o si, por el contrario, la publicidad interfiere y condiciona las informaciones que ofrece el medio.

 

Así que, ¿por qué se debe optar: supervivencia económica del medio o información sin ninguna intervención publicitaria? Las empresas de medios de comunicación mantienen muchos intereses en distintos ámbitos y debe contentar a todos para tener ventas. Pero la lealtad debe primar en el periodista, para ellos debe desvincularse de todo lo que huela al dinero de la empresa y dedicarse a realizar su trabajo sin presiones. ¿Es esto posible? Parece que no.

 

Como dijo Nick Clooney, presentador de televisión en Los Ángeles: «Yo siempre he trabajado para la gente que enciende el televisor. Cuando he tenido una discusión con un director general o con algún miembro de la junta directiva les he dicho: ustedes me pagan, pero yo no trabajo para ustedes, se trata de una cuestión de lealtad».

 

Esto no es lo común en los medios actuales. Lo cierto es que el anunciante también interfiere en el producto final. Un ejemplo fue un escándalo en Los Angeles Times en 1999. Este periódico llegó a un acuerdo con los propietarios del pabellón Staples Center para compartir beneficios del número de su revista dominical dedicado a la inauguración de dicha instalación. El Staples Center, a cambio, debía prestar ayuda al periódico para conseguir nuevos contratos publicitarios. Los propietarios del pabellón enviaron cartas a subcontratistas en las que les insistían para contratar publicidad en Los Angeles Times. El diario publicó todos los artículos del pabellón alabándolo y, cuando este hecho salió a la luz, lectores y reporteros se sintieron ultrajados.

 

Ejemplos como éste no deberían suceder, pero los medios viven del dinero que reciben por publicidad. Por todo esto, una pregunta procedente sería: ¿Cómo puede un periodista conseguir que sus lectores crean en su trabajo? Manteniendo férreamente la lealtad a los ciudadanos y sin que nada pueda entrometerse en el camino de la verdad. Son sólo dos pasos. Pero qué dos pasos. El Periodismo depende de ellos.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: